Nos hemos metido en un lío.

Vamos a crear un side project.

La excusa es crear una aplicación web para que los oyentes del podcast Web Reactiva puedan publicar su perfil profesional.

Hasta ahí todo parece sencillo, pero nos metemos en un lío tras otro.

Eso si, buenas intenciones no nos faltan.

Primero nos marcamos un plan, usando un panel de Trello.

Y después empezamos a prototipar cómo será nuestra aplicación.

¿Qué puede salir mal?